viernes, 30 de mayo de 2014

PODEMOS y yo...

Algunas cosillas que he dicho en facebook, que reúno aquí y que pueden servir de aclaración...

1) Es cosa del simpthôme. Cuando algo me apasiona, mi semblante es la vehemencia y la obsesión. Sí, puede que esté obsesionado CON Podemos. Pero entiendo que a veces parezca que estoy obsesionado "contra" Podemos. Muchas veces la confrontación es el paso previo a la conversión. Hay mucho que vaciar. Simplemente, en vez de negar las resistencias, las expulso, luego las expongo...
2) Tengo tanta necesidad de ser oído como de oír, en este momento. Y de oír sobre sobre mi deseo de ser oído también...
3)Me parece esencial el punto 8. Pero para no perder el norte de su causa creo que es preciso no considerar cualquier crítica, aviso u observación que no case exactamente con la imagen esperada como un "ataque de los dueños de la historia". Espero por el bien de todos que así sea, y la soledad no sea el destino, sino el origen del impulso hacia el común, que al menos para mí es el común popular de la izquierda. Si esa es mi soledad no tengo ningún interés de permanecer anclado en ella, pero tampoco en renuciar. En la idea de ser de izquierdas siempre hay algo del simpthôme. Hay mucha gente luchando desde hace muchos años. Con experiencia y capacidad pensante. No lo olvidemos
(Respuesta a la "Declaración del Círculo PODEMOS psicoanalistas y amigos del psicoanálisis ante la victoria del 25-M")
4) Llevo muchos años de diván. Algo de mí he conocido, claro. Pero la intención no es "dominarlo" sino hacerlo trabajar a favor de mi decisión por el deseo ....
5) Una pregunta. ¿Hay un Círculo Podemos Comunicación? Si no lo hay, ¿lo montamos? Si la respuesta a la primera pregunta es no, piénsate seriamente la segunda...(en mensaje privado a un amigo/alumno que tiene una militancia activa en los círculos de Podemos)
6) Nada más sanguinario que una revolución sin subversión. (en un tuit)

(Si alguien se pregunta por qué hablo de un concepto tan sospechoso para la corrección política liberal como "conversión", ésta es la última cosilla que he dicho sobre el tema:

"Inventar la verdad es lo que tiene que hacer todo sujeto para vérselas con la miseria, no ya de la filosofía, sino en general de su estar a solas, abandonado en el mundo. El trabajo de inventar la verdad es perentorio y urgente: pero precisamente porque no está ahí fuera no se puede hacer con prisas. Hay que inventar la verdad de cada uno para inventar la verdad de un futuro común. Es un proceso simultáneo y dialéctico, que no interactivo. En el eterno ahí fuera de Fox Mulder no hay nada común porque no hay nada íntimamente singular. Por eso es imposible que una verdad que creamos preexistente a nuestro hallazgo, sea capaz de convertirnos, de transformarnos, de inventar un lugar desde el que ver el mundo y de inventar otro mundo desde él. El “out there” en el que Fox Mulder creía que se hallaba la verdad no es lo común, en todo caso sería lo público. Y lo público está tan colonizado, tan inextricablemente unido a lo privado (no creo que haya duda alguna de que el concepto moderno de res publica está indisolublemente unido al capitalismo) que es imposible hallar en él cifra de una singularidad auténtica. Los desengañados se engañan. El optimismo y la melancolía, la euforia y el pesimismo forman un cuadrilátero mortífero del que sólo nos pueden redimir virtudes mucho más abnegadas: la alegría, la ironía, la inventiva, el entusiasmo. La pasión por la verdad de los hechos es una pleamar que anega de ignorancia la verdad del deseo y la lucha por transformar el mundo."

Pero que la conversión o la revelación puede contemplarse como el reverso de la impotencia que genera el neoliberalismo de la sociedad de la información es algo que llevo teorizando más de 15 años:
Aquí: https://www.academia.edu/1862657/El_Universo_de_la_Informacion_Los_expedientes_X_
O aquí: http://www.gobernabilidad.cl/modules.php?name=News&file=print&sid=1257
Estos dos textos son de hace 15 años.
Hace 10 lo intenté explicar aquí, aunque parece que no lo conseguí: http://es.scribd.com/doc/223782340/Genealogia-de-La-Imagen-Mundo
De ahí, este párrafo:
"La radicalidad nunca puede ser extremista porque no es verosímil que la humanidad se haya equivocado en todo lo referido a la razón práctica. Una "solución radical" no puede consistir en una hecatombe porque, si verdaderamente el análisis que a ella conduce está impregnado de algún aspecto que responda a la raíz de la naturaleza humana, éste debe haber establecido ya sus puentes con la realidad existente. Tal vez no de otra cosa testimonie la muerte del socialismo real y el fracaso de todo totalitarismo racionalista.")


Podemos ha despertado una curiosidad en mí, tal vez porque es un reflujo del 15M, como hacía tiempo que no sentía. Por eso pregunto, indago, leo, estudio, observo, analizo, discrepo, me encabrono, me enojo, no cejo. También es cosa del simpthôme que todas mis pasiones tengan al final un giro intelectual (de compromiso con la verdad en tanto que inalcanazable por el saber, de arrostramiento del conocimiento como exceso de la representación, como exageración que decía Adorno) como que todo mi amor al conocimiento se defina al final por un giro pasional. No hay otro modo.

 Más sobre Podemos...