viernes, 13 de junio de 2014

He votado por el Círculo Podemos Enfermería.

Sabéis que mis sensaciones con Podemos han sido como mínimo ambivalentes. Ahora, yo creo, que independientemente de que la prensa de la derecha, empezando por El País, esté utilizando la discusión interna como una especie de arma arrojadiza contra la formación, es bueno que estas elecciones abiertas, que sólo son para escoger un equipo de trabajo que organice y diseñe la Asamblea Ciudadana Otoño, no las gane la candidatura oficialista encabezada por Pablo Iglesias, que están apoyando sin disimulo desde las redes sociales todas las figuras mediáticamente relevantes de Podemos.
Tanto para el futuro de la formación y su democracia interna, como para el futuro de la izquierda de este país en general no es bueno que una figura mediática (con el apoyo de muchos medios de comunicación detrás desde los que puede llegar a una gran audiencia) alcance un poder omnímodo. Por eso, y dado que las elecciones son completamente abiertas, yo acabo de votar a la candidatura de Círculo Podemos Enfermeras, y os invito a hacer lo mismo a todos los que leáis esto.
El sistema de voto es sencillo y la salud democrática y el futuro de la construcción de un bloque ciudadano potente contra el poder político y económico establecido creo que necesitan de este pluralismo. Insisto: no se trata de votar candidatos a unas elecciones ni a cargos dirigentes de la formación, que ahí Pablo Iglesias ya tiene su lugar, sino simplemente de quién va a ser el equipo encargado de organizar un encuentro en otoño donde se pueden definir las líneas y la estrategia política de Podemos de cara al futuro. No veo qué necesidad hay de que Pablo Iglesias, que acaba de ganar un acta de eurodiputado y que tiene un prometedor futuro electoral, deba controlar también personalmente este proceso. Podemos, y la izquierda en general, necesita pluralismo, debate y los menos personalismos y liderazgos monolíticos posibles.

Los principales problemas que me alejan de Podemos son, por un lado, el centralismo (el dominio de Madrid en la estructura es indiscutible) y mis dudas de que sean capaces de vehicular y articular los discursos y reivindicaciones populares del resto de los territorios del Estado Español. No creo que haya postura contrahegemónica posible en España que no incorpore el federalismo, el fin de la asimetría constitutiva del Estado, y la revocación del centralismo borbónico.
Y, por otro lado, la figura enaltecida de Pablo Iglesias como líder carismático que puede llevar a confundir el antagonismo con la confrontación, y la discrepancia -ya está pasando- con la alta traición. De hecho, ya me temo que algunos de sus simpatizantes más fanáticos comiencen a decir que soy un trepa, que defiendo los intereses de la derecha mediática, o, el colmo, que soy "casta". No hablo por hablar, ya me ha pasado muchas veces a través de las redes sociales o de comentarios a cualquiera de mis artículos.  
Yo estoy convencido de que la victoria o, al menos, un muy buen resultado de la candidatura alternativa del Equipo presentado por Círculo Enfermeras le haría mucho bien a Podemos y ayudaría a convertirlo en una mucho mejor y más plural -y por lo tanto más cohesionada, porque la discrepancia no significaría la exclusión- herramienta para la lucha popular.
Aquí podéis votar, sólo con que tengáis un móvil y seáis mayores de 16 años: https://vota.podemos.info/ 
Espero que lo hagáis por el bien de la inmensa mayoría.
El plazo acaba hoy, 13 de junio, a las 23,59.

(Aquí, una breve explicación de en qué consiste este proceso) 
En mi humilde opinión, la dependecia de un líder, y su consecuente omnipotencia, es un riesgo mucho mayor de corrupción que cualquier puerta giratoria.