viernes, 3 de julio de 2015

Geometrías del ángulo obtuso, 1.

I. Geometrías del ángulo obtuso.


A nadie. Por razones de amor muy poderosas.
"Cubum autem in duos cubos, aut quadratoquadratum in duos quadratoquadratos, et generaliter nullam in infinitum ultra quadratum potestatem in duos eiusdem nominis fas est dividere cuius rei demonstrationem mirabilem sane detexi. Hanc marginis exiguitas non caperet".   Pierre de Fermat


NO EXACTAMENTE

Le pregunto a dios
para qué me hizo nacer
si el deseo no iba a quebrantar
su corola ácida y gris.
La pregunto a dios para qué me hizo nacer
si
mi palabra iba a morder sus dientes
azules como mueca
de un simio dañado.
He vivido tormentas donde el azufre
mereció vívidamente su nombre
mientras se le negaba su derecho a la cólera.
No hubo manera de llamar al azufre
ni al carbón, ni al músculo,
ni al óleo, ni a la plata,
ni a la esquirla de náusea opaca
que es toda redención.
Los nombres sedujeron
y las mentiras
me confirieron mi estatura
indiscutible de hombre.
No hubo voluntad en ello.
Ni goce alguno de propietario.
Al menos,
que yo supiera.

LA VELOCIDAD DE LA LUZ.

Libaba azul el macaco
unas rastas de áspero trapo
cuando comenzó la mañana.
Y comenzó preguntándole al cielo
por qué arañaba su placidez secular de muro.
Y las vírgenes armónicas
redundaron el melifluo silbar
de los clarines
con dulces notas de cencerro.
Y los otros se empeñaron
en sonar y hacerse ver.
Del frío y la ciencia,
me recordaron que la vida
siempre empieza
por no ser nunca propia.
Y los pequeños corpúsculos
de luz contra el muro.
Yo no quería
sino el néctar de la muerte.
Y el sabor familiar del plástico
una vez le hemos quitado el polvo
que tanto lo ennegrece.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota al pie.

Geometrías del ángulo obtuso es el último poemario que me ha rechazado una editorial. Seguí todas sus normas, que consisitían en comprarles unos libros a través de la web para que se dignaran a leer mi manuscrito. Total, será por comprar libros, me dije. Esto es lo que me contestaron después de casi un año:

Estimado José Antonio, 
te comunicamos que nuestro comité de lectura considera que para que podamos publicar tu obra, que nos ha parecido interesante, deberías antes volver a revisarla, ya que algunos aspectos, a su juicio, serían mejorables. Te proponen "revisar ciertas rimas que entorpecen el ritmo de los poemas; profundizar en la concreción, ya que algunos de ellos resultan demasiado etéreos; revisar alguna errata y también evitar ciertos lugares comunes que pueden afectar a la personalidad del poemario, lograda brillantemente, por el contrario, en algunas imágenes originales y potentes que hemos encontrado".
Una vez que procedas a esta revisión, estaremos encantados de pasar de nuevo tu original al comité para una segunda lectura.
Te agradecemos la confianza que has depositado en nuestra editorial.
Esto les contesté yo.
Antes que nada agradeceros la atención prestada y el tiempo que me habéis dedicado. Pero os tengo que confesar que no atino a entender exactamente a qué os referís con estas enmiendas que proponéis. ¿Podríais suministrarme algún ejemplo concreto de lo extremos que me sugerís modificar, por favor? No entiendo, por ejemplo:
-"Profundizar en la concreción": evidentemente se trata de un poemario de tendencia irracionalista, que no abstracta. ¿Qué significaría concretar en este contexto?
-En cuanto a la rima, el poema está compuesto en verso libre.
-Respecto a los lugares comunes, evidentemente, están utilizados como contrapunto a ciertas imágenes más audaces como indicación de la isotopías discursivas que se pretenden transgredir o subvertir...
Os agradecería que me aclararais estos puntos, si os fuera posible.
Un abrazo.
Fue el 5 de enero. Nunca más se supo.
Continuará....