jueves, 8 de enero de 2015

Estar en Podemos (Apuntes sobre el Populismo, 19)

(De facebook)

3 de enero de 2015

"Nunca se derrota definitivamente a nadie. La justicia es un tentáculo romo, una prótesis defectuosa del odio y la soberbia.
La duración del deseo enemigo resuena en la bóveda clandestina del cosmos, negándole a la mirada el concubinato atroz con el horizonte infiel.
Nos imaginamos declamando en un escenario en el que los muertos siempre son justos, muertos de mentira, muertos para siempre, descuartizados por la evidencia sangrante de su culpa.
Y, en el palco, la carcajada vodevilesca del género humano cuando el cadáver se levanta, empuñando una daga, dispuesto a apuntillar al héroe confiado que se ha atrevido a avanzar sereno en pos de la negrura agradecida del horizonte.
Sólo Julieta murió de verdad, en la escena más cómica de la historia universal del teatro. Porque las certezas sólo adquieren la dignidad de la lógica cuando se sienten en el cuerpo."

 

Escribí este poema hace muchos años. No tiene título, pero retrata bien lo que siento hoy, lo que siento tras cada proceso electoral en Podemos. Y eso que hoy no he perdido del todo, porque varias personas que voté estarán en el Consejo. Pero cada vez que veo a algún gerifalte de la cúpula felicitarse por los grandes resultados de CQP en bloque, como si eso no fuera una turbia operación mediática, sino una especie de grito unánime del alma popular, habiendo votado un ínfimo tanto por cien de los inscritos, me hace sentir mal, muy mal. Más hoy cuando he visto ganar por goleada a gente que no había estado nunca en Podemos ni ha trabajado nunca en ese proyecto recibir felicitaciones y parabienes por su "carrera política" (sic). Tremendo. Lo hicieron con el PP, lo hicieron infiltrándose en los sindicatos de la casta para hacer sucias jugarretas laborales. Fracasaron en sus vidas. Creí que no se atreverían con Podemos, pero claro, la estructura actual permite esas trazas de casta constante, porque para estar en la lista triunfadora no hay más que estar en la reunioncita adecuada y en el concilábulo oportuno.
Y no me consuelan nada tampoco la queja histérica sangrante de los derrotados, si se convierte en pura compulsión repetitiva, en puro goce demandante intransitivo. Hay que ser inteligentes hay que ser decididos, hay que desterrar la amargura y el odio sin fin.Todos esos sentimientos son ambiguos, son ambivalentes. Son poéticos, son vida. Nunca se derrota definitiva mente a nadie. Es una media verdad, es una verdad doble)

(Mi aviso sobre la casta infiltrada lo escribí aquí, hace unos días: http://vlcnoticias.com/yo-podemos-en-pleno-proceso-de-elec…/
Mis críticas sobre la ideología del triunfo unánime de la plancha CQP ya las comenté aquí, a cuenta del Consejo Ciudadano estatal: Me llena de orgullo y satisfacción (Apuntes sobre el Populismo, 13) http://lasuficienciadeloobvio.blogspot.com.es/…/me-llena-de….
Mi enhorabuena a aquellos que han ganado suficientes votos para seguir luchando por el pueblo, por la gente, por sus ciudades, por la humanidad, lo digo claro y alto ahora. También a los que se presentaban en las listas CQP -algunos han contado con mi voto entre los centenares recibidos. No a todos, claro, que esto sí que está claro.
Mi desprecio a los trepas, mi indignación contra lo que les facilita el camino, lo reitero una vez más.
Mi ruego porque la inteligencia se imponga a la queja y a la descalificación, la lucha al llanto, lo hago público ahora.
Digamos siempre la verdad. No toda, claro. Porque ello es imposible https://www.youtube.com/watch?v=Tsmhy8WsCBE. Por eso no se derrota nunca a nadie. A nosotros tampoco. )

4 de enero de 2015

La victoria, como el deseo, es siempre del Otro. La única forma de hacerse falta en él es la dignidad del fracaso con(-)sentido. Dura lex freudiana.


4 de enero de 2015

Yo siempre digo que estoy "en" Podemos, no que soy "de", ni que voy "con". Ni se me verá esgrimir emblemas, chapitas ni fotos. Es algo que desde otros partidos les cuesta mucho entender. Y es parte de la nobleza de este proyecto, la cantidad de gente que le estamos dedicando una pasión limpia, sin chantajes a la verdad, sin identificaciones cerriles ni sectarismos gregarios. Y mira que hay empeñados en evitar eso. Me enorgullece estar en Podemos, porque aspiro a poner mi subjetividad a la altura de la época. Nunca me he enorgullecido de ser de ningún sitio, de estar con nadie. Por eso, tras muchos años no estando, con todos sus defectos, Podemos no es mal sitio para mí. Para todos los que estamos interviniendo aquí. Explicad esto en otros sitios (el Psoe, por ejemplo) y se desmayan. Estando en Podemos no me siento fiel a un líder, a unas siglas, a un aparato. Me siento leal a un momento histórico que probablemente llevaba toda la vida esperando. Me siento unido a mi época, a mi gente, al mundo. Me siento parte de la corriente de la vida. Precisamente por muchos que estamos sin ser, sin ir con, sin cegueras malsanas. Que las hay, pero en Podemos no lo son todo. Ese no todo es mi parte. Lo sé y no es fácil saberlo. Por la gente que está resguardando la llama de la verdad para que no la siegue una identificación bárbara.

“Mejor pues que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de su época. Pues ¿cómo podría hacer de su ser el eje de tantas vidas aquel que no supiese nada de la dialéctica que lo lanza con esas vidas en un movimiento simbólico? Que conozca bien la espira a la que su época lo arrastra en la obra continuada de Babel y que sepa su función de intérprete en la discordia de los lenguajes. Para las tinieblas del mundus alrededor de las cuales se enrolla la torre inmensa, que deje a la visión mística el cuidado de ver elevarse sobre un bosque eterno la serpiente podrida de la vida”.


4 de enero de 2015

Tinc per costum anomenar "l'equip de la meua vida" a tot aquell que juga contra el Madrid. Ara bé, quan qui juga és el València no sols és l'equip de la meua vida, sino de 20 o 30 reencarnacions. I si guanya, imagineu-vos. I si trenca una "ratxa d'eixes de récords de merda que el Madrid es passa la vida batent" ja no es pot ni imaginar. 2-1 Amunt València!!!! Jo estaré en Podemos. Aniré sempre amb el Barça, el Llevant, el Vila-Real (fins i tot amb l'Sporting). Però del València en sóc. Què li farem?

5 de enero de 2015

Cómo odio estas cosas de juzgar a alguien por su padre. Concretamente por la ideología de su padre. Si nos ponemos así, todos somos hijos del puto padre de la horda primitiva, con perdón. La ética es individual. Punto. Si en mi generación muchos hijos de familias católicas y de derechas no nos hubiéramos echado a la calle andaríamos haciendo el paso de la oca y cantando el Cara al Sol. Mira tú por donde yo desconfío mucho más de los que son de izquierdas por familia y no han tenido un puñetero pensamiento propio en su vida ni la capacidad de enfrentarse a nadie. Lo más asqueroso de todo es ver una fuente de extrema derecha citada en una supuesta página de Podemos. ¡Qué casualidad que los que acusen a gente de Podemos de ser "hijos de la casta" (con Errejón se pusieron las botas hace unas semanas) sean la misma caverna mediática! Y hay que tener poca vergüenza para hacerse eco de estas cosas. Una cosa es la crítica, la disidencia y la discrepancia y otra la vileza.

8 de enero de 2015

"No esperan por tanto milagros de PODEMOS, lo que buscan es gente con ilusión, dispuestas a afrontar las dificultades sin arrugarse, honrados"
Esto es lo que los supuestos tecnócratas del PPSOE no son capaces de captar. No buscamos profesionales de la política que nos arreglen la vida, no nos parece prioritario que el programa sea verosímil después de las traiciones de Zapatero y Rajoy a los suyos. Buscamos otra cosa, estamos en otro discurso. Se ha consumado una ruptura subjetiva.