lunes, 27 de octubre de 2014

Justo antes de saberse el resultado de la votación de los borradores (Apuntes sobre el Populismo, 9)

De nuevo, algunas intervenciones en facebook a cuenta del proceso de votaciones de los últimos días.


  • Yo reconozco que si gana CQP, la tentación es irme a mi casa. Si lo único que se necesita de mí es mi televoto y no mi trabajo y mi participación en la construcción del proyecto, pensando y articulando ¿Qué sentido tiene comprometerse más allá? CQP convierte, desde mi punto de vista, que no es técnico, ni politológico, a Podemos en un partido convencional donde somos convocados como votantes distantes y pasivos a votar un programa sin poder colaborar en su construcción, en su defensa ni en su difusión, puesto que ésta correspondería directamente al Secretario General a través de los media. Como sabes, ya he postulado que según mi análisis, y de acuerdo con lo que tú has dicho antes, PI se está convirtiendo cada vez más en un líder occidental típico y alejándose del líder populista radical democrático.
    La pregunta es completamente en serio y me gustaría una respuesta razonada de los politólogos. Pregunto aquí, [me refiero al muro en que estoy formulando la pregunta], porque en el muro de otros "poltólogos" de Podemos, lo que encuentro es "el deseo de una victoria aplastante" que no deje lugar a la duda. Yo no sé que les ha dado a algunos con la dialéctica amigo-enemigo, -y ésta pregunta es otra vez en serio por parte de un profano en ciencia política, no una provocación (jode que, precisamente por esa razón, haya que explicitar continuamentte la voluntad de entender porque se le presupone siempre a uno la tertuliana intención de descalificar)- ni cómo se puede compatibilizar a un teórico del nazismo [Carl Schmitt] con Gramsci. Para mí, desde fuera de ese discurso, es muy sorprendente.
  •  Llevo pensándolo unos días. Si gana ‪#‎SumandoPodemos‬, probablemente sienta algo muy nuevo para mí: fe en la humanidad. Es un sentimiento extraño que quisiera experimentar, porque no recuerdo haberlo tenido nunca. Cuidado: sí he sentido por la humanidad muchas variedades del amor, de la solidaridad a la compasión, pasando por la rabia inmensa ante lo injusto. Pero creo intuir que fe, no. Que la fe en la humanidad ha de ser un sentimiento distinto a todo lo que he sentido antes.
  • Estoy muy harto y a veces temo perder la compostura. Pero leer ataques falaces, basados en tergiversaciones y palabrería hueca, y digámoslo claro, en mentiras y calumnias indecentes contra ‪#‎sumandopodemos‬ de algunas personas, de dentro del mismo Podemos, a las que se les supone, por su oficio, cierta responsabilidad intelectual, es algo que me cuesta mucho tolerar. Y a ratos lo paso mal, lo confieso. Contra la cínica mentira me quedo desarmado. Y digo lo de cínica mentira porque -igual es un error- les supongo cierta inteligencia y cierto nivel cultural, dado su estatus académico, si no pensaría que son simplemente unos indocumentados o unos engañados, por la miseria autocomplaciente y limitadísima de sus argumentaciones. Tontos, vamos. Y algo de eso hay, también.
    En fin supongo que es el componente tertuliano de todo este proceso. Cuesta trabajo, pero no caigamos en vilezas. Con su pan se lo coman. Y los que se dejen engañar por su retórica hueca que asuman también su responsabilidad.
  • Creo que puede resultar aleccionador ver este vídeo de Pablo Iglesias (https://www.youtube.com/watch?v=Yizw-RySZnI#t=145) y después leer mi columna de ayer (http://vlcnoticias.com/se-puede-conseguir-que-podemos-sea-algo-mas-que-un-fenomeno-mediatico-si-se-puede/). Pienso que Pablo Iglesias comete un error que puede costarnos muy caro, en tanto que es el líder indiscutible de Podemos. Lo que él ha aprendido magníficamente es a comportarse ante las cámaras. Pero eso, en su género televisivo particular, también ha aprendido a hacerlo Belén Esteban. Los “Mass Media” como estructura comunicativa y empresarial son muuucho más que lo que muestran las cámaras y ahí ni uno ni otro, lamento decirlo, pinchan ni cortan. Se les da cancha mientras generen audiencia y no den problemas económicos a los propietarios. De hecho, habría que preguntarse si no tienen algo de puerta giratoria avant la lettre, si no pretenderán esos medios cobrarse algunos favores….
    Es un gran mérito de Pablo Iglesias, como mantuve aquí (http://lasuficienciadeloobvio.blogspot.com.es/2014/10/la-voz-compleja-decir-y-escuchar-la.html), abrochar la enunciación del 15M a los Medios de Comunicación, dar la voz a un movimiento que no la tenía. Pero creo que cometería un gravísimo error si en vez de propiciar la sinergia, pretendiera apropiarse de esa voz porque habla muy bien en la tele. De hecho, su borrador es un intento de ir de la dirección al electorado sin pasar por la articulación popular que significan los círculos y los militantes, y utilizar Plaza Podemos como una tele interactiva.
    Nadie pide una especie de imperio de los círculos, pero sí que los círculos como articulación social de Podemos sean también, y nadie dice que de modo exclusivo, una correa de transmisión con la realidad y la calle. Este amor del núcleo promotor de Podemos por el broadcasting demuestra que tienen mucho que aprender y que una ciencia política en el siglo XXI no puede sino ser transdisciplinar. Yo, como especialista en el estudio de los Medios no paro de leer textos políticos y politológicos para intentar ponerme al día. Los politólogos creo que deberían hacer el camino inverso, a ver si nos encontramos por el camino. Si no, el batacazo puede ser monumental.
    Y todos, absolutamente todos, con los oídos bien abiertos a la voz popular y a la inteligencia colectiva, que es donde puede cobrar vida la razón y donde se construye la comunidad del sentido. El unidireccionalismo exclusivo terminó. Está completamente muerto. Deberíamos levantar acta de defunción. #sumandopodemos y de otra manera no.