viernes, 11 de abril de 2014

Up with people (Sobre la patochada electoralista de IU en Andalucía)

El inglés presenta un problema semántico grave. En español (y en valenciano, y en otras lenguas) tenemos dos palabras. Una cosa es el pueblo y otra cosa es lagente. Si sólo tienes una, people, para decir las dos cosas estás condenado a ser un eterno reformista bienintencionado y caritativo. Porque son conceptos muy distintos. El concepto pueblo tiene una gran carga ideológica, puesto que de designa a un agente de la historia y de la justicia, a un sujeto de la acción colectiva. Lagente no tiene nada de todo eso. La gente navega entre la pasividad, la inconsciencia. Implica, incluso, para los solitarios, la vaga otredad hostil de los mediocres. Sentirse, al contrario, pueblo implica un sentimiento sanguíneo, torrencial, profundo, viejo y activo de pertenencia.

Para seguir leyendo...