miércoles, 14 de diciembre de 2016

El amor como falso debate o los lobos con piel de cordero. (Apuntes sobre Vistalegre II, 2)

 Comentarios en Facebook.

Profundas reflexiones de y sobre los hermanos en la ley (brothers in law)

  • Estoy preocupado. En serio. Mucho. Mira que se vive mejor alejado de Podemos, sus hooligans y sus hordas de trolls violentos. Vale. Pero estos días leyendo en muchos muros esto de los pulmones, que hay que tener buen rollo, que no hay que ser viscerales que muchas ideas y menos caras, más aire y menos músculo..... Que viva la democracia.En fin no sé. Tengo una cosa así complejo Total Recall entre Verhoeven y Phillip K. Dick. Por favor, en serio. Ayudadme. ¿Soy el único que recuerda que la mayoría de los que ponen eso en Facebook, Twitter, o Telegram hasta hace nada se llevaban dos años comportando como energúmenos, descalificando con los insultos más despiadados y de peor gusto, enviando sus hordas de trolls y alimentándolas con argumentos y retórica barriobajera contra cualquiera que no le riera hasta las últimas gracias a la bendita cúpula del Podemos? Es como si se me apareciera de golpe el fantasma Joffrey Baratheon transmutado en Francisco de Asís. ¿Me habrán implantado falsos recuerdos y vivo en una nebulosa de confusión eterna? ¿Sharon Stone está en el ajo o me quiere de verdad? ¿Me he pasado dos años viendo hienas donde no había más que conejitos de angora? ¿Tyrrell y Joanna Welllick eran dos ángeles y soy yo que lo había entendido mal? Por favor, ¡sacadme de esta duda, que vivo en una inenarrable angustia!!! 11 de diciembre.
  • La gran marcha desde Vistalegre I a Vistalegre II o el largo camino que lleva de La Sexta Noche a Mujeres y Hombres y Viceversa. Con sus tronistas mandándose tuits y cartas de amor y todo. Nos faltaba el componente sentimental, tan caro al heteropatriarcado en su versión neoliberal como instrumento para someter a las masas. El miedo al supuesto espontaneísmo de las masas que tiene la cúpula de Podemos, ha acabado por revelar una verdad difícilmente refutable: que lo que convierte a la multitud en masa no es ella misma debatiendo y dialogando, sino las figuras del amo que convierten el habla en cháchara kitsch y masiva en vez de convertirla en la palabra de un pueblo. El cuñadismo no es una propiedad insoslayable del habla popular, como pretende hacernos creer la ahora fingidamente desdoblada cúpula de CQP, la ideología plancha de la cúpula de Podemos, sino que necesita inevitablemente del concurso del significante amo sobre los hombros de los sujetos que hablan. Sin mesías puede construirse un sentido común. Con ellos, todo lo más un discurso público que al ser repetido en el ámbito privado -no otra cosa es el "cuñadismo"- deviene patéticamente casposo y ridículo. Y no digamos cuando esta vertiente privada vuelve otra vez al espacio público a través de la impudicia de los tuits y las cartas de amor abiertas. El alma ajedrecística de los cúpulo-podemitas no quiere saber nada del pueblo, porque lo que necesita es la fidelidad servil y perruna del vulgo (14 de diciembre)

 Sobre un artículo errejonista.

  • Este debate de corte subjetivo unidimensional entre almas es falsísimo. Habría que explicarle a la gente que lo que se está dirimiendo en Podemos no tiene nada que ver con esto. Puestos a usar metáforas, me gustaría usar la metáfora mente vs . cuerpo, que me parece mucho más ajustada. Lo que se puede dirimir en Vistalegre II no tiene nada que ver con la línea política concreta, que eso ya se irá viendo, y menos con estratégicas lúdico-narrativas (ajedrecísticas) sin con el modelo de organización y control de la dirección y de los representantes institucionales. Buscar variantes en el mismo tablero es una estrategia fracasada: no se trata de forjar modelos de pueblo para someter a la multitud como electorado, sino de ver cómo puede emerger la invención de lo nuevo gracias a acciones y concepciones del mundo que no tienen que ver con el juego pre-establecido. No se trata de inventar nuevos retruécanos sobre una batería retórica periclitada, la del (bi)partidismo neoliberal, sino de inventar los cauces para que pueda surgir un lenguaje nuevo para la multitud, una comunidad de sentido, radicalmente nueva, distinta de la retórica ludopática del bipartidismo neoliberal y su totemización jurídica de la representación como condensación y control de la acción y del poder. De eso va Vistalegre II, no de si hay que hacerse más o menos amiguitos del Psoe o de IU. Por eso es por lo que clamaba la plebe (la gente, la multitud) no por las recetas más o menos ingeniosas que circulaban entre los despachitos departamentales de los politólogos orgánico-académicos. Tiene gracia ver a la plana mayor de cecupé discutiendo ahora entre ellos sobre el sexo ajedrecístico de los ángeles, mientras el cuerpo del 15M se corrompe en su prodredumbre pulsional porque no tiene deseo en que encauzarse como vida. (13 de diciembre).
  •  El no hay fuera de texto de Derrida es perfectamente legítimo mientras no dejemos de observar en el análisis la diferencia entre enunciado y enunciación. La máquina partidista neoliberal es una máquina enunciativa que convierte a todos los significantes en significantes flotantes, es decir, en impotentes sobre lo real. Si queremos refundar el discurso no Podemos dejar la máquina enunciativa (el dispositivo) intocado. Pues bien, todo el debate sobre las almas y sobre las estrategias ajedrecísticas en Podemos (con su vertiente epistolar lacrimógena y sentimental incluida) intenta ser reconducida por los intelectuales orgánicos de Podemos, falazmente enfrentados entre sí, a un puro juego de cómo habitar el tablero (las condiciones pre-dadas de enunciación) para sacar ventaja ´lúdica en él. Se trata de que en Vistalegre II nadie pueda hablar de un efectivo cambio de tablero. Podemos pretende convertirse en un tapón para cualquier cambio estructural, es decir, en el lenguaje de Vattimo y Zabala, en un mecanismo más para evitar las urgencias en lo que ellos llaman "democracia emplazadas". Por eso comienzan por calcar el simulacro antagónico del sistema en el mismo interior de Podemos fingiendo que hay dos bandos que se enfrentan. La clave es imponer ese enfrentamiento como el único posible y que intentar introducir cualquier otro debate la agenda es cosa de delirantes e iluminados. Esto es, la misma estrategia que han llevado a cabo durante casi 40 años el PP y el Psoe. (13 de diciembre)
  • “Hay una razón sencilla por la cual sistemas electorales muy diferentes han llegado igualmente a equilibrios bipartidistas a lo largo del pasado siglo. Podemos entenderlo como el sistema menos complejo y por tanto más estable –algo así como la pareja en las relaciones amorosas–, el pluralismo mínimo que mantiene las formas democráticas sin arriesgar el fondo del acuerdo sobre la doctrina económica, el "grado cero", por así decirlo, de la democracia neoliberal. “Podemos” no es una excepción a esta regularidad. El consenso bilateral se forja gracias a la figura clave de la dupla Errejón/Iglesias.
    De esta manera, se imprime color y dinamismo a lo que de facto era un consenso cerrado por arriba en torno a una doctrina antigua y de derechas, que se presenta como nueva y de centro. Aparece, de hecho, como el único pensamiento político razonable, como el sentido común de época.
    Los poderes artífices de este consenso de derechas (perdón, de "centro", de entendimiento con la social democracia) nunca han perdido de vista que la reproducción de ese orden dependía fundamentalmente de garantizar la calma en el hemisferio zurdo del mapa. Los principales beneficiados por la desregulación económica, que son las grandes corporaciones, tenían claro que era de ese lugar situado a la izquierda de la izquierda oficial de donde provenían los últimos intentos de impugnación de este orden estable(cido).
    Precisamente por ello se ocuparon de reforzar sus defensas en ese flanco izquierdo, poniendo cuidado en no dejarlo hueco, porque el vacío se hubiera podido llenar con discursos y prácticas exteriores al consenso reinante. Discursos que esgrimían la participación colectiva en la toma de decisiones, el reparto de riqueza y otras ideas igualmente peligrosas. Para ello, la cúpula –la élite- se escindió en dos falsas facciones –paulistas y errejonistas- que garantizaban el control absoluto de cualquier voz presuntamente disidente subsumiéndola en uno de los dos bandos.”

    Una pequeña paráfrasis de los primeros párrafos del artículo que comentaba ayer… ¿A que encaja perfectamente? Pretender que reproducir los esquemas del bipartidismo en el interior de una formación política que nació para oponerse a él, y que ha acabado dominado por una ínfima élite de intelectuales orgánicos, puede ser la representante legítima de una voz popular que se excluya del dominio de la agenda mediática me resulta tan arcano como el mismo dogma de la Asunción de la Virgen o la Cláusula del Filioque. Es un proceso de transubstanciación tan enigmático e inexplicable como el del pan y el vino convertidos en la carne y la sangre de Cristo. 
    Creo que la viñeta de hoy de El Roto es una buena ilustración para esta entrada.
    La voz del amo sólo puede acercarse a la verdad si se la lee oblicuamente, esto es, más allá de su voluntad de hacerse entender. (14 de diciembre).




    La entrada anterior de esta serie:

    Podemos y el simulacro neo-instituyente. (Apuntes sobre Vistalegre II, 1)