domingo, 5 de junio de 2016

Titular de ABC: Zapatero se reúne con Leopoldo López tras ir por «sorpresa» a la cárcel. (Algunos apuntes sobre porno y política)

Titular de ABC:

Zapatero se reúne con Leopoldo López tras ir por «sorpresa» a la cárcel

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mantenido un encuentro con el líder opositor venezolano Leopoldo López en la prisión de Ramo Verde, en la que este permanece encarcelado desde febrero de 2014.

¿Ok? No he leído el resto, porque cuando leo algo me interesa saber que el autor es capaz de recitar el alfabeto hasta la z y "abc" se me queda un poco corto... Tenéis aquí, también, la versión de El Mundo:  Zapatero se reúne "a solas" con Leopoldo López en la cárcelLas comillas, son una buena pista de la sospecha derechista.
 
¿Por qué ha podido hacer esto que no pudieron hacer González y Rivera? Os apunto  una idea. Hace unos días (31 de mayo) envié una propuesta de capítulo (en realidad, envié dos: la otra es un estudio narratológico-ideológico sobre El Ministerio de Tiempo) para un libro que estamos viendo de armar en mi grupo de investigación  sobre la crisis de lo real. Os lo copio. Atención al punto 3, por favor. 



POV style: la enunciación es el agujero de lo real.

Point of View Style es un género pornográfico que se caracteriza porque el actor masculino es el que porta la cámara y, de este modo, el espectador accede al su punto de vista subjetivo, con el fin de visionar el cuerpo femenino gozante como si él fuera el partenaire de ese goce.  Esta coletilla nos ha de servir para analizar el olvido del cuerpo que sustenta el punto de vista en el discurso audiovisual informativo contemporáneo. Exploraremos una casuística muy variada de ejemplos para entender cómo el espectador televisivo concibe la reality como ontológicamente visible y es perfectamente capaz de olvidar todo espesor del discurso y toda materialidad del aparato enunciativo. Algunos ejemplos.
  •  Los programas de aventureros solitarios, en los que nadie recuerda que junto a él hay un cámara grabando, como El último superviviente.
  •  Exploraremos dos piezas esenciales del discurso fílmico cotemporáneo como Her (Spike Jonze, 2013) y Be right back (Black Mirror, SE02ep01, 2013) donde los protagonistas, femenina y masculino, carecen de cuerpo y su vista ha de ser suplida por los smart phones de sus parejas.
  • Por supuesto, exploraremos, dentro del discurso político, las visitas tanto de Felipe González como Albert Rivera y la presencia de las cámaras en su intento de entrevistarse con el opositor preso Leopoldo López. Felipe González llegó a decir que el régimen de Pinochet era menos antidemocrático que el venezolano porque sí le dejaron entrevistarse con dos presos políticos. Casualmente, se le olvidó reseñar que en el primer caso no iba acompañado de una cohorte de cámaras para registrar los hechos.
  • También, los vídeos de Pablo Iglesias y sus abrazos con Garzón y Anguita.
  • Por fin, abordaremos  la economía enunciativa del selfie desde el punto de vista de las paradojas temporales: el sujeto que quiere verse siendo visto mientras ve y así elide lo real de su cuerpo. Como decía Mijaíl Bajtín: Identificar de manera absoluta a uno mismo, al propio «yo», con el «yo» acerca del que estoy hablando, es tan imposible como levantarse uno mismo por el pelo.

 Cuando digo una y otra vez:   
Mi diagnóstico sobre todos los males de la política actual está hecho hace mucho tiempo: La comunicación ha suplantado a la acción y al pensamiento, que debían ser las misiones de la política. Ya no hay política sino comunicación política. Eso es lo que ha llevado a la ciudadanía, al pueblo, a estar a expensas de los partidos y su burocracia y de los grandes grupos mediáticos y su control de la agenda.
me refiero a esto.

La gente, el espectador medio, "no ve" el discurso. Y no quiere saber nada de lo que se niega a ver. Vamos, no es un fenómeno contemporáneo, la debilidad mental, la pasión de la ignorancia, es la lacra estructural del ser hablante y el cerebrismo epistemológico del Siglo XXI no ha venido a mejorarlo.

"Hay algo que hace que el ser hablante se demuestre consagrado a la debilidad mental, y eso resulta de la sola noción de Imaginario en tanto que el punto de partida de ésta es la referencia al cuerpo y al hecho de que su representación —quiero decir todo lo que para él se representa— no es sino el reflejo de su organismo. Esta es la menor de las suposiciones que implica el cuerpo. Pero ahí hay algo que enseguida nos hace tropezar: es que en esta noción de cuerpo es preciso implicar allí inmediatamente esto que es su definición misma, que es algo de lo que se presume que tiene funciones especificadas en unos órganos, de manera que un automóvil, incluso un ordenador, según las últimas noticias, es también un cuerpo. No va de suyo, para decirlo, que un cuerpo esté vivo. De modo que lo que atestigua mejor que está vivo, es precisamente esa "mens(4)" a propósito de la cual, o más exactamente que he introducido por la vía, el camino de la debilidad mental" Jacques Lacan  Seminario 22. R.S.I / Clase 1. Del 10 de Diciembre de 1974
Si ha de haber emancipación será contando con la "debilidad mental" como tentación estructural del ser hablante. Contando, es justo lo contrario de aprovechando. El psicoanálisis puede dar testimonio de que la cura es un camino hacia la libertad pese a la debilidad mental, con la que se encuentra inevitablemente en su camino. Y de que arreglárselas con ella es un acto de pensamiento (de "penso/pensare", cuidar) no una facultad cognitiva o intelectual. 

Abrir en el pensamiento un hueco al Inconsciente es un problema ético, de contar con aquello que no puedo superar. Por eso, una política sin decencia puede ser muy exitosa, pero jamás emancipadora. El populismo ha caído en esta trampa del neo-liberalismo como algunos de sus próceres ya empiezan a reconocer con la boquita pequeña.  No todo se puede. Jamás habrá cambio hegemónico sin el horizonte imaginario del cambio histórico. Y jamás habrá horizonte si nos olvidamos de la docta ignorantia, esto es, del lugar desde el que miramos y estamos al tanto de que nuestra mirada tiene un límite. Distinguir entre enunciado (en términos visuales, lo que enmarca el encuadre) y enunciación (lo que limita y dirige nuestra mirada, el punto de vista que se nos impone) es vital en toda tarea de emancipación, porque sin este distinción no hay posibilidad de atravesar el fantasma del capitalismo y siempre permaneceremos anclados en él. La gran revolución de la Época Moderna hubiera sido imposible sin esa conciencia de la limitación del mirar y de su poder.  


"Que se diga queda olvidado tras lo que se dice en lo que se escucha" decía Lacan.

Y que se muestre (show) queda oculto siempre en lo que se mira (watch), parafraseamos nosotros.

Zapatero, con todas las sombras que tiene el personaje, ha ido a hacer política a Venezuela, no show. Puede haber una política por fuera de comunicación (por fuera del espectáculo), aunque no pueda haber política sin ella. Lo político no es lo contrario de la comunicación, es lo que, sin desdeñarla, permite desbordarla. Hacer política sólo con el fin de hacer comunicación (electoral) es un intento de olvido de lo político, es lo más impolítico que hay y deja al sujeto siempre prisionero de la hipervisibilidad de sus líderes, que dicen velar por él.










Pensemos el contracampo si queremos luchar por la libertad, no sólo el show.


Addenda.


1) Si quieren ver lo que puede un genio, desde su lugar, privado de palabra, enunciar sólo con un gesto, dejo este vídeo desde el corazón, de alguien que entendió mejor que muchos intelectuales que era la política, la libertad, la acción y cómo luchar por la libertad. Muy simple, nunca tuvo ansia de poder, para poder marcar siempre las distancias con él.

  

2) De todos modos, si algo positivo podemos sacar de este chabacaneo obsceno con el sufrimiento de los venezolanos es que ahora ya, para el 26J, Albert Rivera da miedo a mucha gente, cosa que no pasaba el 20D, porque aún no había tomado iniciativa alguna. Bueno, miedo o ganas de llorar, según el rato