sábado, 5 de noviembre de 2016

Clinton y Espinar.

No deja de ser curioso el paralelismo entre el caso de los correos electrónicos de Hillary Clinton y el caso del piso de protección oficial de Ramón Espinar. No sólo porque parece una comparación, tal vez, desproporcionada: el FBI frente a Prisa, USA frente a un pequeño país como España, uno de los partidos con mayor implantación y tradición liberal-parlamentaria del mundo como el Demócrata estadounidense frente a Podemos, un pequeño partido de nueva creación español…  Unas elecciones presidenciales en el país más poderoso del planeta, en fin, frente a unos comicios locales internos de un partido en una región española. Pero lo que nos interesa destacar en este artículo es que, más allá de estos paralelismos y divergencias, no deja de ser revelador que se esté tratando de una forma muy parecida los dos affaires.

Continúa..