domingo, 3 de junio de 2018

La Moción


 

Los comentarios que he ido haciendo en Facebook sobre la marcha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Preliminares.


Ibarra afirma que con la moción de censura contra Rajoy quien gana "es el secesionismo catalán". Y todos los españoles, añado. La regla de 3 es fácil, ¿no? A ver si va a resultar que los intereses de los españoles y los de los secesionistas son los mismos..... Unos revolucionarios estos de la vieja guardia del Psoe. 28 de mayo de 2018 22:21



------------------------







------------------------

-¿Por qué hemos llegado a esta situación en Cataluña?

-Es una situación que viene siendo creada y de algún modo no sé si solo tolerada o incluso tutelada desde el Estado central,
que ha hecho dejación de su posición y abandonado el territorio porque le interesaba al Ejecutivo de turno utilizar a los que allí estaban gobernando y permitir que hiciesen cosas que han ido creciendo con el tiempo y se han convertido en un problema. Ha habido un uso político de una situación creada artificialmente.

Andrés Rábago, El Roto.

Ojo: no es la posición del PP. Es la Jiménez Losantos, Ibarra y Ciudadanos. 30 de mayo de 2018 21:18

------------------------
Que Pablo Iglesias rompiera a llorar hoy en el Congreso me parece una muestra de inteligencia más que de sensibilidad. Y me parece bien. Llorar el dolor de los inocentes sinceramente es una sutileza del intelecto para la que no todo el mundo está dotado. Ha hecho bien su trabajo, que es representarme. Véase la diferencia con cómo reacciona la derecha al dolor de las víctimas que no le convienen (las de ETA, las del terrorismo, etc.) y se entenderá de qué hablo. Llorar me parece un digno acto intelectual frente a la incitación al odio, la revancha y la prepotencia. Y la hipocresía.  30 de mayo de 2018 21:37



Durante.


















Algunos estamos comentando que Sánchez nos está sorprendiendo. Parece más ágil, agudo, brillante. Es el fracaso. Qué salvación fracasar a tiempo. Es un regalo impagable del destino. Dos reveses bien dados y ahora ha dejado parte de su envaramiento y miedo a perder en el armario. Me alegro por él. Bueno, el fracaso y que los dioses le han hecho el regalo de ponerle a un disonante cognitivo como Rivera de espárring, dicho sea de paso.
Y ya. Que luego viene el Sr. Lobo y nos riñe y tampoco es para eso. 31 de mayo de 2018 19:55









¿Os imagináis a un fascista, centralista, supremacista borbónico como presidente del gobierno de España? Fácil: es lo que hemos tenido hasta ahora. Pero imaginemos que en vez de ser un vago degenerado y decadente, pasa a ser proactivo. Y por una razón muy sencilla: tiene una obsesión incurable por intentar hacer olvidar a todos sus votantes que es catalán, cosa que los del partido que ha desplazado se encargarán -con la sutilidad que les caracteriza- de recordarle continuamente. Pensad en los ministros vascos o catalanes del PP: Fernández Díaz, Mayor Oreja. Los más fascistas de todos para intentar despejar sospechas. Pues eso no va a ser nada comparado con lo que va a tener que hacer Rivera. Golpismo puro. Pasaremos de la política de líneas rojas de Rajoy a la política de "líneas blancas" de Rivera. No habrá ansiolíticos para calmar tanta fiesta. Me puedo imaginar el infierno. Me parece un oasis comparado con una España gobernada por Rivera. Parémosle los pies ya. Pablo Iglesias le ha llamado fascista en el mismo Parlamento. Buen camino el que nos ha trazado. 31 de mayo de 2018 21:57












 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después
















Recordemos que Rivera hoy ha tenido su primera derrota personal. Veremos si tiene tanto sex appeal demoscópico como derrotado. Los que le votan o pueden votarle, no lo olvidemos, son gente de alma neoliberal. Y no les ponen las ideologías, los valores, las visiones del mundo. Les ponen los triunfadores, los carniceros, el apoellosoé, la gente sangrando ante las urnas, la ostentación de fuerza ante el débil, de armas ante el desarmado. Un derrotado no les pone mucho. Sólo hay que promover y sostener esa imagen de él, y adiós Falangito de las Masas.  1 de junio de 2018 12:47



---------------------------------------------




Me voy a ir entrenando en defender a Pablo Iglesias, porque me parece que ahora es lo que va a tocar. Siempre frente a él cuando sus enemigos han sido las bases y la gente honesta que hay en Podemos, víctimas de sus planchazos. Pero tras él, si su enemigo es la derecha o las tentaciones demoscópicas del Psoe y su infame ala rojigualda, borbónica y caciquil (Ibarra, Bono, Guerra, Díaz). Más adelante, ya veremos. Vivimos en una época en la que la ética kantiana es inaplicable. No hay un sistema de pensamiento, no hay una metodología de la verdad, por lo cual ésta sea pre-decible. Al contrario, la verdad debe ser dicha, decidida a cada acontecimiento, no hay verdades generales, no hay comportamientos que puedan ser considerados como una ley de la naturaleza. Sólo contigencias que exigen decisiones. Vamos, que no hay una metafísica de las costumbres a que acogerse. El corpus ideológico (el argumentario, el recetario, el manual, el programa) no es la clave, sino la honestidad y, a ser posible, la intuición y la inteligencia. Caso por caso, uno por uno. Ahora, PIT tiene enemigos mucho más potentes que la pobre se gente que se ha atrevido a llevarle la contraria en Podemos. Es su hora de la verdad y veremos si se decide o no por la gente y, sobre todo, con qué inteligencia. Lo del chalé no es muy esperanzador, pero esperemos que haya tomado nota seriamente de la metida de pata. Me temo, que ese chalé va a pasar mucho tiempo desocupao con la de curro que le viene. Malos tiempos para lírica, esperemos que sean mejores para la épica. Hoy hemos tenido la mejor noticia los demócratas de España en casi 10 años. Ya tocaba. 1 de junio de 2018 15:48

---------------------------------------------











Hay que ser miserable para soltar esto un día como hoy. La duda la tendréis tú y tus jefes, canalla. Lo he dicho siempre: se empieza odiando a Catalunya, se sigue odiando a España entera, luego a las mujeres y después a toda la humanidad. Como todos los racistas y supremacistas. Es el origen "intelectual" de Ciudadanos del que éste ha devenido uno de sus principales "intelectuales" orgánicos como Espada, Boadella o Azúa. 1 de junio de 2018











 ----------------------------------------------




Lo único que puedo asegurar de Monedero es que no tiene ni idea de cine, ni del funcionamiento y los efectos de los dispositivos audiovisuales. Hoy, con su torpísimo gesto ante las cámaras a SSS lo ha demostrado una vez más. Ni idea de lo que es una cámara, ni idea de cómo controlar, o al menos no disparar, sus efectos. 1 de junio de 2018 22:20

----------------------------------------------
Monedero tiene un problema. Quiere dar bien por la tele y no lo consigue jamás, pero él insiste y vuelve a insistir. Ahora va de algo así como Reina Madre. En fin, todos nos alegrábamos de que se fueran, pero yo, si me la hubiera cruzao -¿por qué no?, soy tan relevante en Podemos como Mondedero- con un "por ahí te pudras" sin micrófonos creo que lo hubiera resuelto. Con cámaras y tal, con un "por la sombra". 2 de junio de 2018 8:32
----------------------------------------------

----------------------------------------------

En cuanto a Monedero. A ver. Hizo el tonto. Punto. Todo lo demás que se ha dicho, es mear fuera del tiesto, con perdón. No sabe manejarse ante una cámara, supongo, entre otras cosas, porque, por soberbia, no se habrá dejado enseñar por quien podría haberlo hecho. Y cuando eres inconsciente de los efectos del dispositivo audiovisual patinas siempre. Recomendación mundial: Jerry Lewis, El oficio de Cineasta. Allí te explica lo inmensamente distinto que es, y sobre todo para un cómico, actuar frente al ojo del público o actuar frente a una cámara. La mediaticidad tiene leyes propias.

 ----------------------------------------------

Creo que se le ha dado una importancia excesiva a la corrupción como causa de la caída de Rajoy. Yo creo que no ha sido la causa, sino el detonante, que no es lo mismo. Una causa a la a que a penas se le ha dado importancia en esta caída -junto con otras, como el crecimiento demoscópico de C's- es el "procés" cuya pésima gestión autoritaria y proto-fascista, de auténtco sátrapa degenerado, le ha pasado tanta factura como la Gürtel, pues es otra forma de corrupción. Este texto es de hace 27 meses, en pleno proceso post-electoral de negociación de la investidura que ganó al fin Rajoy. En él planteo que lo que la composición de la cámara mostraba era una división entre fuerzas post-franquistas y anti-franquistas (los que habían condenado el franquismo y los que no), así como la peculiar correlación entre nacionalismo y acusaciones de corrupción que rige en la política española, y qué creía yo que había que hacer entonces. Sigo pensando lo mismo, aparte de factores coyunturales. Hay dos que son de la máxima importancia. Uno, que tenemos a un Sánchez y a un Pablo Iglesias mucho más bregados y experimentados, maduros, que entonces. Otro, que ya en España mucha gente empieza a ver aquello de lo que nos había advertido ya Gabriel Rufián, a saber, que Albert Rivera tiene mucho más de Donald Trump que de Winston Churchill. Aquí os dejo el texto. Toda reflexión será bienvenida. 1 de junio de 2018 22:57

----------------------------------------------



----------------------------------------------

----------------------------------------------

Entre los conceptos que Freud utilizó para describir los mecanismos de trasvase entre las diversas áreas de la topografía (decir, en este caso, "topología" me parecería un anacronismo) psíquica, está uno muy esclarecedor: Die Verneinung (la negación). Freud descubrió que muchos pacientes podían verbalizar un contenido inconsciente, pero a cambio de negarlo, de ponerle un "no" delante para poder soportarlo. Por ejemplo, un paciente podía decir: "Anoche soñé con una mujer" y a continuación "(NO) era mi madre". Así, con un (no) protector delante podía poner en palabras un contenido reprimido. Pues bien, cuando anteayer Rafael Hernando dijo del PP "Este partido (no) es la UCD" Yo se lo entendí todo. Están acongojadísimos viendo que su partido desaparece. Yo me alegré mucho de haber leído a Freud, porque el saber no ocupa lugar. Ni el partido más dañino de España, muerto, tampoco.  3 de junio de 2018 11:22
----------------------------------------------


Yo, casi todos -subrayo el casi porque hay gente que lo hace de buena fe, doy fe- los izquierdistas esceptequisitísimos con el nuevo gobierno, haciendo paleoactivistastalinplanning y advirtiendo que alegrarse por tirar al PP es de masas aborregadas, que veo son clase media de libro. Vamos, pequeños burgueses -sí, sí, así de antigüitos- resentidos porque el precariado, los jóvenes y la clase obrera pasa de ellos como de la misma mierda y además no han pillao cacho en Podemos y lo llevan mal. No sé, ¿os pasa igual o veis otras variantes? Vamos, si no sientes alegría por el éxito de esta moción es que no te iba tan mal con el PP. A mí, en lo profesional, en lo personal, en lo ciudadano, en lo cultural, me ha ido fatal con ellos. La última vez que gobernó el Psoe tenía el doble de diputados y no tenía 82 diputados a su izquierda, casi tantos como son ellos. La situación es completamente nueva. Nunca España ni el Psoe se han visto en estas. No vayamos de que tenemos un manual que ya nos dice lo que va a pasar.Yo, con todo el realismo de que soy capaz, estoy contento. Ni optimista, ni esperanzado: CONTENTO. Es un déficit moral grave que no concibas otra felicidad que la del Imperativo Categórico y el Bien Absoluto. La vida es otra cosa. 3 de junio de 2018 18:02



Nadal

"Cuando ocurren tantas cosas, tantos problemas, lo de Cataluña, ahora cambio de Gobierno..., qué pasa con la gente, que al final la confianza del ciudadano y de lo que vendemos como país, o de lo que el resto del mundo pueda percibir de nosotros, probablemente no sea la mejor".

Para Nadal, como para Rivera o Rajoy, España no es una patria. Ni siquiera una mercancía. Tampoco una marca, en sentido estricto. España es un división de comercial de la marca Nadal, es una legión de vendedores que sirven a su enriqucimiento. Es la filosofía del IBEX35: la población española como división comercial Todos de Emidio Tucci, a tocar puerta a puerta con el lacito de la corbata bien correcto. 3 de junio de 2018 9:54


----------------------------------------------

Nadal dice que quiere volver a votar ¿Por qué? ¿Porque ahora hay un gobierno emanado de una mayoría y le convenía más el de antes, que sólo estaba apoyado por la minoría más votada y la cuarta? Éste gobierno es, sin duda, desde el punto de vista formal, material, ético y legal mucho más legítimo que el de Rajoy. 3 de junio de 2018 13:39

----------------------------------------------

A ver, por ir cerrando el temita: Todos los partidos que apoyan al actual gobierno han condenado el franquismo. Los dos que apoyaban al anterior, no. No veo tanta fragmentación, ni tanto frente judaico, ni tanto caos como la gente de orden neoliberal y biemepensante. Veo dos bloques bien definidos, distintos y una confrontación clara y diáfana. El que gobernaba anteayer (respaldado por 11.029.954 votos) era mi enemigo, el de hoy (11.574.044), no, hasta que se demuestre lo contrario. Seré todo lo crítico que haya de ser, pero con este Psoe las cosas están mucho más claras que con el Psoe golpista y desnaturalizado de la gestora, que decidió ser pro-franquista. Quien quiera ver más obscuridad política hoy que anteayer no alberga buenas intenciones ni la más mínima honestidad. Eso, sin la menor sombra de duda. Sólo contesto a Nadal. Su argumento: que hay demasiada confusión en el Parlamento. El mío: que menos que hace cuatro días. Depende de qué criterio utilices para medir la confusión. Si a alguien no le gusta, aire. Porque no admito mentiras en este muro, ni aunque hayas ganado Roland Garros. Cualquier intención de crear obscuridad a partir de esta evidencia es un truco barato de trilero. Tenemos el panorama político más claro y con una mayoría más coherente desde hace 10 años. Y quien diga lo contrario miente. Ni más, ni menos. Si piensas que no votaste al Psoe para que pactara con Podemos, yo tampoco voté a Unidos Podemos (A la Valenciana, en mi caso) para que pactara con el Psoe. Pero es lo que hay y, en yéndose dos partidos fascistas y uno corrupto, si no estás más contento hoy que la semana pasada, lee los dos adjetivos anteriores a las comas para saber lo que pienso de ti. Nada de campanas al vuelo: los pies en tierra. Pero es que anteayer teníamos la mierda al cuello, y bajando. Nosotros en el cieno, no la mierda. Creo que no hay color. 3 de junio de 2018 15:51




Españisplaning.

Bueno, es el típico razonamiento rojigualda centralista: nosotros no discriminamos sois vosotros que sois raros. Las quejas de gallegos, valencianos, catalanes son una minucia porque no se pueden comparar nuestras reivindicaciones de discriminación por lengua -un rasgo usado para oprimir y explotar, como el género, la raza, la clase o la situación geográfica- con las de los profesionales del activismo centropeninsular: Cómo os atrevéis a compararos con las reivindicaciones de los obreros españoles, del feminismo español. Supongo que se diría lo mismo de los gitanos o de cualquier otro grupo minorizado o marginado. Las lecciones las recibimos de madrileños y sevillanos esencialmente. No sé lo que es "salir fuera", pero el otro día colgué en un grupo de intercambio filosófico cuatro tesis doctorales dirigidas por mí y salió rápidamente un señor de Valladolid a increparme porque una estaba en catalán, y me mandó a limpiarme mis babas independentistas (sic.) con el lazo amarillo. Prepotencia borbónica centralista. Recuerdo también a un sevillano que se puso al monte porque dije que yo ponía en serie el independentismo catalán con palestino. No "comparaba" ponía en la misma serie, que no es igual. Bueno tú haces lo mismo eso de los canarios es una mariconadita, lo importante son las reivindicaciones "serias" del activismo "español" -esto es, para vostros/as, "normal", "homologado", "universal"- y no vuestras tonterías periféricas. Insisto: unas veces se utiliza a la clase obrera, otras veces se utiliza -tremendo- el sufrimiento de las mujeres para despreciar cualquier reivindicación no centralista: ¿cómo os vais a comparar con nosotros que defendemos causas serias? Pregúntale a una catalana o a una gallega o valenciana si ve grandes diferencias entre un marido que le diga "tú a fregar" -por fortuna, eso ya tiene armas para no consentirlo en un alto porcentaje de los casos- o un jefe o cliente que le diga "a mí háblame en cristiano que esto es España" cuando está atendiendo un local en su propia tierra y el que viene a exigir es un cliente centro-peninsular. En fin, eso de despreciar unas reivindicaciones hipostatizando otras es usual, y es un procedimiento de desagregación típicamente neoliberal.

(Evidentemente, es una respuesta dada en otro hilo, pero supongo que se entiende sin necesidad de extender más la explicación del contexto. El activismo progre españolista es así. Y es un un subterfugio para despreciar cualquier reivindicación contra el Estado Central. Ojo, porque viene Rivera y el modelo de Estado va a ser una trinchera clave y este colaboracionismo de la izquierda españolista puede ser catastrófico para el muy precario equilibrio de fuerzas post-rajoy. Necesitamos políticas de género, políticas sociales, pero también políticas que compensen y pongan las bases para disolver la opresiva disimetría del Estado español y los mecanismos de subordinación y desprecio de los territorios periféricos que son las bases de la dominación borbónica desde hace 300 años, y no desde hace 80 o 40, como quisieran en algunos cafés del centro de Madrid) 3 de junio de 2018 9:08





Sobre la dictadura de la demoscopia.

Estoy un poquito harto de la dictadura del cuñitariado demoscópico. Ayer, Rivera diciendo que era una vergüenza que el PNV decidiera el gobierno de España con cero coma no sé cuántos de los votos. A mí, lo que me indigna es que España viva la tremenda dictadura de las masas sin forma, diosas de la demoscopia. Todos, absolutamente todos, pendientes de qué van a hacer “esa-peña-que-puede-votar-al-PP-o-igual-no”. Una panda de imbéciles a los que puedes domesticar con un susto o un caramelo. Esa especie de clase, no media, sino mediocremente mainstream es la que tiene a España en sus garras. Todos los partidos están completamente pendientes de ellos, de no asustarlos, de no disgustarlos, de no ahuyentarlos. Es una masa dictatorial, una horda de vulgaridad irracional, anti-estética y anti-emotiva que es el sustrato que sostiene al régimen del 78. Y todos pendientes a ver qué deciden cada vez. Ibarrra lo expresó perfectamente el otro día: les preocupa más la unidad de España que la miseria de sus gentes, la corrupción de sus instituciones, la libertad de pensamiento y cualquier dignidad democrática, social y vital ¿No era esto el franquismo? Palurdos sin danzas ni canciones, tanto por ciento sin alma. No se trata de seducirlos, gentes de la izquierda, ni siquiera de combatirlos como enemigos ideológicos: se trata de ignorarlos de una maldita vez, de dejar de hacer o impedir políticas para atraer su miserable voto. Que estemos toda la gente decente de este país acongojados por si esa chusma ignorante, fratricida y animalesca decide ahora regalarle sus votos a los bestias de Rivera habla de en qué clase de dictadura de la opinión pública vivimos. Y no hay competencia virtuosa que pueda atraerlos. Simplemente, ni pan ni agua. Viva la libertad. Pablo Iglesias ayer llamándoles fascistas hizo un gesto de esos que reclamo. El primero. La cuestión no es que el bipartidismo fuera un antagonismo falso. La cuestión es atraer a la gente del Psoe que jamás votaría al PP (pero tampoco a Díaz, Ibarra o Bono) para construir otro antagonismo: el del pueblo de los pueblos de Estado Español contra la chusma demoscópica del Reino de España. Lo que hay que construir es una izquierda que dé ese voto por despreciable. Parece que, de momento, tanto Pablo Iglesias como Sánchez lo han entendido. Hay que ponerse a ello. No se trata de disputarles el sentido común, porque ellos no tienen sentido ni sentimiento común alguno, sino de despreciarlos con toda el alma. No se trata de que se sientan fuertes o débiles, sino irremediable, angustiosamente, desoladoramente solos. A ver si acabamos de entenderlo desde la izquierda y nos dejamos de chantajes demoscópicos. Que se los queden, de verdad. Cada voto de esa gente es un regalo envenenado. 1 de junio de 2018 9:05





La ironía.

Me llama la atención la dificultad que tenemos todos -me incluyo, obviamente- para entender la ironía. Es uno de los mayores males que nos ha infligido el habla positivista neoliberal. Ojo, no es baladí. Al tener que ser siempre literales para no ser malentendidos -cuántos habremos tenido la experiencia de poner en algo en tono irónico en nuestros muros y que venga un juligan a insultarnos e increparnos porque lo ha entendido literalmente, en su mísero paletismo- el poder nos está robando un arma efectivísima en su contra, como es el humor o el sarcasmo. Nos vemos obligados a hablar todo el tiempo para los que no entienden, a tratar a todo el que nos lea como un disonante cognitivo susceptible de ser violento. Ello implica que quien nos lea, por definición, no es "de los nuestros", no compartimos con él complicidades, códigos o visión del mundo, sino que es un "otro" y nuestra posiciones son mutuamente irreductibles, reluctantes a la creación de un "común". Es un gran método para tenernos sometidos como masa, impedir el uso del lenguaje con sutileza e inteligencia. Es el candado mayor de eso he llamado otras veces enclaustramiento (o confinamiento) enunciativo: impedirnos ser creativos en la escritura o en la dicción. Y es la metodología clave de la comunicología política sistémica: no digas, tú repite; no crees argumentos, fíate sólo de los experimentados en laboratorio y que ya sabemos que es imposible que se entiendan mal, le dice el asesor al político. Vuelvo a Adorno: No hay conocimiento sin exageración, lo demás es, en todo caso, una repetición ordenadora. Y el orden ya sabemos quién lo impone. 3 de junio de 2018 10:13

No hay comentarios:

Publicar un comentario